¿Quién soy?

Desde hace 15 años que mi mundo se rodea de niños y jóvenes. Me inicié en la educación del tiempo libre como pre-monitora de colonias.

Con la ilusión generada tras las tareas desarrolladas en el trabajo, continué mi camino como monitora, experimentando distintas posiciones dentro de éste mundo: monitora de campamento, casales, comedores, piscina, etc.

Acreditado con el título de monitora y directora del tiempo libre. Paralelamente, me licencié como psicóloga a la Universidad de Barcelona, donde, seguidamente, realicé el máster oficial en formación del profesorado especializándome cómo profesora en servicios de la comunidad, intervención socio sanitaria, FOL y orientación educativa.

Después de las experiencias vividas como: monitora del tiempo libre, maestra, acompañante de niños especiales y con dificultades en el aprendizaje.

La vida me condujo a estudiar otro máster, el máster oficial en dificultades de aprendizaje y trastornos del lenguaje, especializándome en pedagogía terapéutica y audición y lenguaje.

A través de la formación y experiencia, me familiaricé con las dificultades que aparecen durante la educación, sea formal, informal o no formal.

Entonces, me percaté que necesitaba profundizar en el aspecto emocional de los seres, y así, ir más allá del propio conocimiento que nos ofrece la corriente cognitiva-conductual; corriente estudiada y experimentada hasta el momento.

Tras haber realizado distintos cursos de inteligencia emocional en Barcelona, Méjico, Los Ángeles, etc. Descubrí de forma más profunda la corriente gestáltica y gracias a las experiencias vividas, inicié la formación de Gestalt Infantil y Adolescentes.

En la actualidad desarrollo tareas psicopedagógicas y psicoterapéuticas donde integro las dos corrientes psicológicas, aunque tengo preferencia por una más que otra, creo que, para poder profundizar al máximo en las necesidades de los participantes en los talleres y las sesiones de terapia, es conveniente recoger aquello que a mi modo de ver me resulta más atractivo para desencadenar el objetivo al cual queremos llegar.

Paralelamente a mis formaciones académicas, siempre realizaba cursillos y experimentaba con distintas terapias alternativas.

Todo lo que fui aprendiendo a lo largo de los años, junto con un conjunto de malas experiencias que viví, me hizo ver la realidad des de otro punto de mira y poder así, acercarme a los adultos y desarrollar ciertas habilidades para poder tratar también con este colectivo.